ANATOMÍA DE UN COBARDE

Por Micaela

Empecemos relajados, me dijo.

Para ese entonces debo admitir, que el hecho de iniciar una relación no generaba en mí un interés especial, y no me sentía para nada en “mood novia”, por ende accedí. El hombre propone y la mujer dispone, dicen…

Iniciar fue rico, siempre había planes por hacer, cualquier salida se disfrutaba, todo era chévere. Siempre había ganas de más, y básicamente la cosa pintaba bien. Los inicios de cualquier relación que involucre alguna variación del amor suelen ser deliciosos, o quien no lo ha disfrutado.

Llamadas, mensajes, salidas, planes, amigos, empezaban a generar ese sentimiento de “pertenencia” o de reconocimiento por el otro, cuando no lo hacía me sentía extraña, me empezaba hacer falta.

Si bien desde un principio fuimos claros, no contábamos con que de alguna u otra forma las cosas empezarían a cambiar, si estas con alguien y disfrutas su compañía, sus besos, sus caricias, hasta sus chistes flojos, indiscutiblemente y más si se trata de mujeres los sentimientos empiezan a cambiar.

En mi caso no fue distinto, y este personaje me empezaba a gustar más y más lo admito no tengo el chip de meterme con alguien solo para pasar bueno, por ende me empecé a entusiasmar, y nose si a enamorar.

El tiempo siguió su curso, y los meses transcurrieron de manera tranquila, bueno no todos porque en ciertas ocasiones tuve que aguantar que fuera a muchas partes sin mí, y no porque considere que deba estar pegada a Él, lo aclaro, pero el tipo me contaba que iba hacer y ni siquiera me invitaba, era mayor que yo, pero con el cuentico que nos tiene jodidas a muchas de simplemente callar, me hice la sorda y accedí sin convicción,  lo deje ser Él… me olvide de MI.

Micaela tienes que parar, tienes que poner un límite, eran mis afirmaciones diarias, no disfrutaba su compañía como antes, de hecho me cuestionaba si algún día llegue a disfrutarla tanto como creía. Y a pesar de mis intentos, de mis esfuerzos por evitarlo sucedió lo inevitable y Él jamás asumió una posición diferente pese a reconocer que también le importaba.

Cuando tome la decisión de dejarlo, hacía un día lindísimo, amo los días de sol, y a este le agradezco que no permitió que me sintiera tan mal. Me aleje sin mayores repercusiones en su vida, de hecho solo tuvo por decirme que no lo hiciera, y por momentos pensé que su intención iría mucho más allá de expresarme con palabras, era necesario algo más que eso.

Pasaron los días, y por consiguiente los meses, de hecho jamás cuando buscaste la manera de hablar conmigo y cuando apenas llevábamos 4 meses de habernos alejado, y en el fondo una parte de mi quería regresar, pude expresarte que creía en los cambios que mencionabas, me hiciste entender que no podías olvidarme.

Me dolió verte con ella tiempo después, recuerdo inclusive que nos encontrábamos en todos los lugares y siempre te veía tan feliz, una parte de mí se alegraba por ti.

Me marcaste de muchas formas, nos encontramos cuando estábamos ya bastante agotados de tanto drama, nos reímos de tanto y tantos, me gustaba cuando me hacías galletas. Y para cuando fue tiempo de alejarnos aprendí aún muchas cosas más de mí, gracias a ti, y reconocí el porqué jamás podría estar con alguien como tú… Lo supe en el inmediato momento en que te olvide, y me sorprendió  la rapidez en que todo paso.

Hoy agradezco que me diste la libertad de irme, que no me detuviste, agradezco tu conformismo característico y esa extraña manera de querer. Me cambiaste por dentro.

La última vez que me buscaste, y tuviste casi que presentarte de nuevo, porque ya no te recordaba; y bueno no sé qué más esperabas de mi si estabas en el otro lado del mundo, y me contabas “tu maravillosa” experiencia, admito que no lograste emocionarme como cuando te conocí y creo  para ti fue evidente.

De nuestra última conversación solo recuerdo cuando me señalaste, y te disculpaste, de hecho por primera vez admitiste algo que nos debíamos, SIEMPRE FUÍ UN COBARDE expresaste.

Ahora había llegado mi turno… era hora de dejarte ir.

Adiós

MA VIE EN ROSE

No olvides suscribirte!

#escrituraparasanar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s