LO QUE EL CÁNCER NO ME DIJO

Cuando supe que este huésped visitaba mi hogar tuve un profundo miedo, temí por tu vida, no alcanzaba a imaginar que sería de nuestros días sin tu presencia, tu risa, tu compañía. Confieso que fui cobarde, llore varios días y noches tratando de aceptar una realidad que debíamos afrontar como familia.

Nunca te lo dije pero tu confianza me generó una extraña sensación de tranquilidad, admiro tu fuerza y entereza, jamás vi en tu rostro expresión alguna de derrota, desde los primeros días y aún sabiendo que probablemente tenías más miedo que todos los que te rodeábamos SONREÍAS, y solo por ese inmenso gesto te empecé a mirar de una forma diferente fuiste eres y serás mi referente de valentía.

LUCHA
Tomada de http://www.bbmundo.com

Asumiste cada una de las sesiones de quimioterapia con asombrosa tranquilidad, te sobrepusiste a las interminables horas de tratamiento, a los desagradables efectos de la medicina que corría por tus venas, y aún sintiendo debilidad continuabas sonriendo, expresabas amor en cada palabra, nos enseñabas tantísimas cosas con tu admirable ACTITUD.

Admiré la capacidad de DESPRENDIMIENTOque mostraste cuando supiste que debías cortar tu cabello, y ese día también llore en silencio sin embargo de alguna u otra forma seguías enseñándome el valor de la FORTALEZA. Jamás dejaste de arreglarte y aún con la preocupación de no tener certezas acerca de lo que el mañana traería para ti, lucías increíblemente hermosa, y los colores de las prendas que usabas diariamente reflejaban el color de tu alma.

Fuiste la BASE para nuestra familia, jamás desatendiste tus labores ni abandonaste a los que te rodeaban; por el contrario edificabas, fortalecías, reunías a todos los que amabas y empezaste a cambiar nuestra realidad.

Tu inquebrantable FEme daba lecciones diarias, tu positivismo siempre tan inspirador me cambio la forma de ver la vida, me hizo más consciente de una riqueza que tal vez por costumbre ignoraba y que nada tiene que ver con el dinero.

Me enseñaste a valorar la vida, a valorar el significado de un TE QUIERO y la importancia de decirlo las veces que pueda, el inmenso poder de sonreír diariamente, me enseñaste el valor del agradecimiento, a no dar nada por hecho. Me enseñaste a creer. Me enseñaste a ser feliz.

El CÁNCER nunca me lo dijo, porque aun cuando se instaló en nuestro entorno y nos visitó jamás se sintió gracias a ti, fue un huésped invisible. Nunca me dijo sobre tu fortalezas me lo enseñaste tu, y por siempre estaré eternamente agradecida. Tu me enseñaste a ser feliz!

Te amo Guerrera de la vida de hermosa sonrisa, y frente a todo pronóstico AHORA estrenas el título de Abuela.

MA VIE EN ROSE

No olvides suscribirte!

#escrituraparasanar

Anuncios

4 thoughts on “LO QUE EL CÁNCER NO ME DIJO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s