BUZÓN DE COLOR ROJO…

Querido Señor Bendjelloul

Nunca tuve la valentía de expresarle el por qué me daba miedo entrar en su casa; probablemente y aun deseando hacerlo más de lo que usted algún día alcanzaría imaginar temí. Yo también pensé que ese miedo había sido superado, pero era inevitable no percibirlo cuando al recorrer los pasillos de su morada me encontraba con las piezas de madera de aquel piano que no había sido capaz usted de reconstruír.

Muchas veces en el silencio de nuestros encuentros le contaba mis más íntimos secretos…usted, al igual que yo tuvimos la capacidad de leernós la mente; incluso y cuando finalmente  había logrado percibirlo casí que con la  misma claridad que yo ya hace algunos días había corroborado, tuvo la valentía de confesarme su cobardía; compartíamos el mismo sentimiento, de alguna forma el descifrarnos de manera tan sencilla nos condicionaba, sabíamos anticipadamente cual sería el resultado.

Desde el primer momento en que nos volvimos a encontrar después de tantos años, anduvimos un camino nuevo que parecía haber sido recorrido desde antes por nosotros y reconfirmamos nuestras pasiones, al igual que yo amaba las cosas poco convencionales. Fuimos excéntricamente diferentes e igualmente únicos.

Su alma era una interminable nota de blues, doce compases me bastaron para gritar pero no era yo una esclava más, siempre fue esa sensación de libertad las que generaron en mi las notas ásperas de la armónica que trajo en aquella ocasión de Mississippi.

Señor Bendjelloul tendrá que perdonarme por asuntarme de su vida, no tengo una fecha exacta, o al menos conocida para volvernos a encontrar y qué más da, su viaje ya era una certeza también, quiero simplemente que conserve vívidamente nuestro último viaje a Ibiza, el sabor de la comida mediterránea, la humedad de mi vestido de baño y la sensación de la arena tibia sobre nuestros pies.

Nunca fui capaz de confesarle que justo al lado  de la guitarra y debajo del vinilo de Rodríguez hay una nota con tres corazones rosados que dice te quiero…

Pd: Señor Bendjelloul, se cuan grande es su animadversión por los corazones rosados, precisamente lo que pretendo hacer al recordárselos es que no me olvide.

Bueno viento…

MA VIE EN ROSE

No olvides suscribirte!

#escrituraparasanar

Imágen tomada de pixabay.com

Anuncios

2 thoughts on “BUZÓN DE COLOR ROJO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s