Es hora de volver…

El día en que finalmente me llené de valor y me confronté a mí misma, entendí que el futuro y el temor por alcanzarlo desaparecía, se atenuaba, se diluía, ya no estaba.

Y entonces florecía el ahora, el presente, el hoy, definiéndole <<como el momento perfecto en el que la sincronía de los días, y la sinfonía del universo operan en conjunto y de manera perfecta… y ya no hace falta nada más>>.

Vivir un día a la vez también puede ser sinónimo y  resolución de plenitud y de abundancia permanente, se hace innecesario anhelar ansiosamente algo para sentirse plena(o), sentirse llena(o).

La necesidad constante y la sensación recurrente de carencia desaparecen, y se empieza a comprender que justo ahora, y en este preciso instante en el que me desenvuelvo, todo absolutamente todo cuanto necesito está aquí, y funciona para que sea perfecto.

Decidir alcanzar este estado de impermanencia, en donde lo único que permanece, por confuso y redundante que suene, es el constante accionar de

imagen-articulo-1
http://www.pinterest.com

vivir en <<el momento presente>>, se manifestó en mi vida, resurgió y salió a la luz después de un revolcón bastante doloroso, – o bueno en mi caso lo fue-, y me sacudió internamente tan fuerte que el mundo que hasta ahora creía parte de mi entorno y alrededor desapareció… y todo se volvió más liviano, aprendí a soltar, decidí flotar con la incertidumbre de no tener las cosas lo suficientemente claras, y liberé el resultado de esperar tener una razón lógica para todo lo que acontecía; a lo mejor no había sido tan lógica como hasta ahora, y lo que parecía oscuridad, y el miedo recurrente de encararla, y amorosamente abrazarla fue trayendo consigo un halo de luz, una maravillosa fuente de energía que me conectó con lo más profundo de mi ser, mi llevó a ese viaje ineludible que debe hacerse, EL VIAJE AL INTERIOR.

Adentrarme en lo más profundo de mi ser, me llevo a concluir que no tenía muy claro realmente quien era, la rutina y el constante afán de vivir sin sentido había generado una profunda ruptura de mi esencia más amada, mi niña interior, y todo lo que recordaba de aquella época en la que el único afán real que existía era el de sonreír sin esperar algo distinto a eso, parecía tan léjano e inalcanzable. La creatividad, la espontaneidad, la autenticidad, ¿había desaparecido?.

Y la vida misma se convirtió en un camino sin retorno a la consecución de un éxito, que tenía de todo menos sentido y real conexión con el músculo que dictamina las mejores EXPERIENCIAS de la vida, y que enciende el brillo particular en los ojos, la conexión que solo genera decidir con el corazón.

Volver a mi entonces, ha significado enamorarme del proceso, a no dejar de actuar ni un minuto porque, se aprende que vivir en el presente no se constituye ni puede equipararse con un sentimiento de resignación, e inoperancia, se entiende que la fuerza vital de los sueños, ocurre justo aquí y en el ahora, y la decisión de traerlos a la vida esta ligado más a la pasión que a la idea de posesión.

“Ni aferrarse, ni no aferrarse”

Volver es por tanto reconectarse con la esencia natural de la vida, la verdadera vocación de ser y trascender a la obtención incansable de lograr -ser- una mejor versión, lo que resumiría como MI MEJOR VERSIÓN. El trabajo por tanto, se disfruta en cada una de las etapas, se identífica, se unífica, se ama profundamente, porque deja de ser un simple deseo de realización y se convierte en una verdadera vocación.

Vivir para mejorar, para levantarse sin importar que la caída este ahí para recordarnos nuestra condición humana, errar se convierte en una parte absolutamente importante en  este maravilloso proceso que conocemos como la realización, finalmente es comprensible que la resistencia trae consigo una inevitable permanencia, y por consiguiente renunciar a ella solo genera que lo que en principio bloquea, fluya, se mimétice con el universo.

fullsizerender
@lodijopaez

Y…la lección aparece ahí, justo cuando el alumno se encuentra preparado para entenderlo, se valora la oscuridad, y ya no genera miedo, porque gracias a esa importantísima e irrenunciable parada entendemos que somos  LUZ energía en constante transformación.

Se comprende que es hora de volver…

 MA VIE EN ROSE

#escrituraparasanar

No olvides suscribirte

Anuncios

2 thoughts on “Es hora de volver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s