Chispitas y maletas

Aquí estoy, haciendo un esfuerzo desesperado por escribir y conectarme con las letras…han pasado ya varias semanas en que no escribo y una parte de mi lo añora, ese sentimiento que se alberga entre el corazón la garganta y mi mano izquierda me tienen aquí pensando en voz alta.

Independizarme y vivir de una manera autónoma me ha costado un par de lágrimas y otro poco de rabietas, me ha hecho pelear con el mundo; pero solo atravesando estos momentos de efervescencia y calor he logrado comprender que puedo resolver las cosas por mí misma, que creo en mi criterio, en mi intuición, y en mi capacidad de sobreponerme a lo inesperado. Suena fácil más no suele ser el hecho de hacerme cargo de mis acciones, pensamientos, emociones, decisiones, de la vida misma.

Asumir como enfrentar la vida y qué camino tomar cuesta, sin embargo, cuesta más permanecer inmóviles en donde ya no debemos; donde sabemos que no debemos estar, pero que decidimos permanecer hasta que ¡POOM! se manifiesta eso que sabíamos que en algún momento sucedería y que, por miedo, desesperación, rabia, evitamos entender, postergamos.

Responsabilizarme de mis emociones y decisiones siendo una mujer adulta representa un gran reto; tengo 29 años y muchas veces no sé si soy lo suficientemente madura para comerme el mundo y salir victoriosa, o sí simplemente soy esa pequeña niña que solo quiere que la contengan y que le digan que todo va a estar bien…

42ce826f28d44fb15ea150d209f4925f
tomado de https://www.pinterest.com.mx/pin/12173861472776219/

sentir que soy las dos al mismo tiempo me ha dado la oportunidad de aprender y explorar cuanta fortaleza reside en mí, escogiendo el camino que guía mi intuición, aprendiendo tanto de estas dos últimas semanas que han pasado y que solo me permitieron comprender que cuando siento que debo moverme y no lo hago, tarde o temprano la vida lo hará por mí.

Me siento honrada y bastante agradecida porque el sacudón no me dejo ilesa ni es irreparable, solo me movió a la tarea de tomar decisiones en las que escapar no fuera una opción y requerían que asumiera la dirección de este barco en el ando montada ya hace algún tiempo.

Ya era tiempo de ir un poco más allá de mis propias limitaciones, y tan solo avanzar dejándome llevar por las olas, porque después de la tormenta siempre llega la calma.

Aun así, cayendo, pero solo para levantarme más rápido y con más fuerza, sonrío agradecida, sonrío porque diviso nuevamente tierra firme, porque siempre siempre hay una solución, porque mi vida y mi felicidad dependen exclusivamente de mí. Sonrío porque ya no veo el fracaso como la ocasión perfecta para reprocharme y sentirme pequeña, sino como ese trampolín que me impulsa a lograr esa armonía perfecta en sincronía con mi corazón.

Me siento orgullosa y valiosa porque he ido aprendiendo a perdonar a otros, aceptar, avanzar y mirar con ojos de humildad, asumiendo el control de lo que sí depende de mí y liberando la carga pesada de esperar que otros actúen como yo quisiera que fuera.

Caerme, aporrearme y sentir dolor, lo ha valido para entender que ese otro ser humano, mi par, está hecho de mí mismo material, también se equivoca, y no será la última vez que suceda.

Solo a través del amor decido emprender un nuevo rumbo con la convicción de que la fortaleza y grandeza de esa gran persona que soy habitan en mí, yo les doy vida, y también con una gran sonrisa tatuada en mi cara enfrento el hecho de estar aquí, de respirar, de vivir porque aun en los momentos de mayor oscuridad el camino se bordea de chispitas de luz que nos devuelven la esperanza, nos afianzan, nos hacen creer. El desafío por supuesto radica en aprender a percibirlas consciente de que solo yo puedo permitir llenarme de esa luz de brillo.

Ahora junto con las chispitas de luz, la sonrisa tatuada en mi rostro, mi fuerza interior y un par de maletas decido moverme hacia donde la vida me quiera llevar, a donde yo se lo pedí, confío, fluyo, y me libero de responsabilizar a otros de las riendas de mi vida.

Está aventura apenas comienza…

MI VIDA EN ROSA

#escrituraparasanar

Anuncios

3 thoughts on “Chispitas y maletas

  1. Que lindo,hanah me encantó lo más importante es levantarse se,sacudir todo y seguir eres tan linda ,eres mi orgullo hija te amo infinito,y haré como aquella noticia anciana de 92 se fue a cuidar a su hijo de 85.jajajajjajajaj siempre contigo tiamo💕😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s